El comercio de segunda mano es de valientes

Las tiendas de segunda mano en Estados Unidos y Europa son parte del comercio habitual, en Puerto Rico el mercado de segunda mano está en crecimiento y hay mucho desconocimiento sobre cómo funciona una tienda de segunda mano. El consumidor puertorriqueñ@ en su gran mayoría desconoce de las tiendas de segunda mano, alguno@s creen que somos puelguero ya que están acostumbrados de ver ventas de segunda mano en bazares de iglesias, pulgueros o las tiendas de Salvation Army. Algunas tiendas son sin fines de lucro ya que son entidades de recaudación de fondos para sufragar gastos operacionales y extender la ayuda que ofrecen a la comunidad. También estamos los negocios de segunda mano con fines de lucro debemos cumplir con el estado cómo cualquier negocio deben cumplir con el pago de permiso de uso, patente, tax y lo que conlleva hacer un negocio en Puerto Rico.
¿Cómo algunas tienda de segunda mano funcionan? Algunas tiendas dan crédito, otras tiene servicio de consignación, otras compran y todas reciben donaciones de la misma clientela. Entiendo que todas las tiendas que reciben donaciones también donan hacia adelante a entidades sin fines de lucro o ayuda directa a ciudadanos, lo doy por hecho porque conozco tiendas que lo hacen y en Closet Sustentable también lo hacemos. Por otro lado existen plataformas online de venta de artículos de segunda mano como lo es Poshmark, Thred Up, Vinted, Marketplace de Facebook y otras personas usan Instagram. Todos tenemos las facilidades al alcance de vender segunda mano, muchos los hace como hobbie y otros porque es su sustento.
Tener una tienda física de segunda mano conlleva sus gastos operacionales como cualquier negocio, es un reto diario el orientar a nuevos consumidores y mantener el consumidor actual interesado. Las tiendas actualmente de segunda mano somos muy valientes en levantar un comercio poco conocido y dirigido a un nicho que está en crecimiento. Estoy segura si el mercado de segunda mano continúa en crecimiento de una forma legítima vamos a obtener un lugar merecido en el comercio de Puerto Rico.